Con Checo y Tsunoda, Honda se prepara para despedirse de la F1 por todo lo alto

El 2021 será un año de despedidas: Honda dejará de suministrar motores a sus actuales escuderías de Fórmula 1 Red Bull y AlphaTauri a finales de 2021. Pero antes de eso aún queda la próxima temporada para brillar por todo lo alto. La marca encara el nuevo año con dos nuevos fichajes: el de Sergio ‘Checo’ Pérez como compañero de Max Verstappen en Red Bull y el japonés Yuki Tsunoda como sustituto de Daniil Kvyat en Alpha Tauri.

El objetivo está claro: plantar cara a Mercedes y, en el séptimo año desde su regreso en 2015, cerrar de forma triunfal esta etapa de la compañía en la categoría reina.

Antes de retirarse, Honda ha dejado clara su voluntad de aprovechar al máximo la inversión, la experiencia y la evolución de los últimos años, que la temporada pasada ya empezaron a dar algunos frutos. En 2020, los dos equipos con motorización Honda han demostrado un plus de fiabilidad: ha sido el único fabricante de unidades de potencia que no fue penalizado, ni en Alpha Tauri ni en Red Bull.

La recompensa de Checo

El gran final de temporada y su victoria en el Gran Premio de Sakhir, la primera de su carrera en F1, convirtieron a Checo Pérez en la opción favorita de Red Bull Racing para sustituir a Alex Albon, que continuará en el equipo como piloto de pruebas y de desarrollo para el monoplaza de 2022. Red Bull tendrá dos pilotos capaces de sumar podios y ganar carreras, por lo que sus oportunidades se multiplican.

El piloto mexicano de 30 años se ha ganado a pulso su lugar en la categoría reina y ha pasado de no tener clara su continuidad tras dejar Racing Point a ponerse por fin al volante de un coche capaz de ganar carreras y competir junto a Max en el Campeonato Mundial de Fórmula 1. Con su solvencia a una vuelta, su madurez para gestionar las carreras y los neumáticos, y un temple para encontrar soluciones según el momento que no todos tienen, Checo llega para meter presión a su nuevo compañero Max Verstappen y animarlo a sacar lo mejor de sí mismo.

Con la llegada de Checo, se convierte en el equipo mejor posicionado para plantar cara a Mercedes, el campeón de los últimos años. Eso si Ferrari no da sorpresas, que podría ser. Sin duda no es una empresa fácil, pero los verdaderos protagonistas de la próxima temporada del Mundial serán aquellos que logren evitar que se convierta en un paseo más de Lewis Hamilton.

De nuevo un piloto japonés en la F1

Aunque es el fichaje de Checo por Red Bull el que aumenta las posibilidades de triunfo, el verdadero placer que se ha tomado Honda para cerrar esta etapa es el apoyo a Yuki Tsunoda, tercer clasificado de la Fórmula 2 en 2020. Tsunoda se convertirá así en el primer piloto japonés en Fórmula 1 desde que Kamui Kobayashi dejara la categoría reina en 2014.

Tras meses de rumores, el equipo Alpha Tauri ha confirmado que el joven piloto japonés de 20 años será el sustituto de Daniil Kvyat la próxima temporada. Tsunoda, que llegó a luchar por el título en su debut en la categoría antesala, ha sido una de las grandes sorpresas de la F2, y la escudería italiana, que tradicionalmente suele ofrecer oportunidades a jóvenes pilotos de la estructura, ha sabido ver su potencial como compañero del francés Pierre Gasly. En palabras del director deportivo del equipo, Franz Tost, Tsunoda «ha mostrado un correcto balance de agresividad y entendimiento técnico».

Con estos dos cambios mayores, Honda está lista para comenzar su última temporada (por el momento) y darlo todo, como siempre.

 

 

Fuente: Honda

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.