Historia de Honda en la F1 (parte IV): del fracaso inicial al mayor de los éxitos

En 2008, al inicio de la crisis financiera mundial, Honda renunciaba a continuar en la F1, tal como contamos en el post anterior “No hay dos sin tres”. Pero la competición forma parte del ADN de Honda. No podrían mantenerse alejados de las pistas indefinidamente. Su momento volvería a llegar. Solo había que esperar la señal, que para Honda fue la incorporación de la tecnología híbrida a la F1. Era su oportunidad y estaban listos.

Come on, baby, light my fire (2015-2017)

El año 2014 marca un hito en la historia de la F1: se produce el cambio a unidades de potencia híbridas. Para una compañía pionera de esta tecnología como Honda, este hecho reaviva el fuego de la competición. Antes de que la conservación del medio ambiente se convirtiera en una preocupación global, Honda ya mantenía un compromiso firme con la sostenibilidad. Así, poder desarrollar esta tecnología en la F1 para aplicarla en sus automóviles de calle era un punto más a favor de retomar la competición.

El retorno de Honda en 2015 fue un bombazo. Volvía de la mano de uno de los equipos más potentes, McLaren, junto a quien rubricaran tantas victorias a finales de los 80 y principios 90. Por si fuera poco, ficharon a dos campeones del mundo, Fernando Alonso y Jenson Button. Nada podía salir mal… ¿no? Pues salió. Los tres años con McLaren fueron infructuosos. Pero de los fracasos se aprende. Vamos, que no hay éxito sin fracaso. Lo importante es levantarse, sacudirse el polvo y seguir trabajando en la dirección adecuada.

El éxito representa el 1% de tu trabajo y es el resultado del otro 99%, que llamamos fracaso.

Soichiro Honda

Año de transición (2018)

Tras tres años sin resultados positivos, la escudería de Woking decidió rescindir el acuerdo con Honda. Pero este contratiempo no les haría rendirse. Buscaron otro socio, la Scuderia Toro Rosso, y con ellos empezaron a probar los motores STR14 y RA618H. No fue un año para enmarcar, pero tampoco fue un año perdido. Aunque su mejor resultado esa temporada fuera un cuarto puesto en Bahréin, se sentaron las bases que les permitirían dar el salto cualitativo que todo el mundo ansiaba ver. Habían retrocedido, sí, pero para tomar impulso.

Coger el “toro” por los cuernos (2019)

En 2019, Aston Martin Red Bull Racing decide imitar a Toro Rosso y apostar por Honda Power. Ahora eran cuatro los monoplaza propulsados por motores Honda, algo que no ocurría desde 2002: al volante de los Toro Rosso se situaban Alex Albon y Daniil Kvyat y al de los Red Bull, Pierre Gasly y el piloto más joven en debutar en la F1, Max Verstappen. Entre los cuatro sumaron nueve podios; tres de ellos, victorias. El viento estaba cambiando.

La redención (2021)

Lo que nadie se hubiera atrevido a pronosticar en 2015, hace unos días se convirtió en realidad: siete años después de su debut con Red Bull, el neerlandés Max Verstappen se proclamaba Campeón del Mundo en la última vuelta de la última carrera de la temporada. Y con él, Honda se redimía y volvía a situarse también en lo más alto. Además, ha sido uno de los campeonatos más disputados que se recuerdan. El enfrentamiento entre el aspirante, el joven Max, “Mad Max” lo llaman algunos por su osadía al volante, y el ya veterano Lewis Hamilton, siete veces ganador del título, tenía al mundo en vilo. Para el británico, ganar significaba superar en número de títulos al legendario Michael Schumacher. Pero fue Max quien se llevó el gato al agua con 18 podios, 10 de ellos en lo más alto. De este modo tan excepcional, brindaba a Honda su sexto Mundial de pilotos.

Continuará

Meses antes de que esto ocurriera, Honda había anunciado que se retiraba de la F1. Incluso se le había rendido homenaje en el Gran Premio de Turquía. Los Red Bull y los AlphaTauri (antes Toro Rosso) se vistieron de blanco, un guiño al mítico Honda RA 272, el monoplaza con el que Richie Ginther venció en el Gran Premio de México de 1965.

El motivo de Honda, en esta ocasión, es verde: tiene que ver con el compromiso adquirido por la compañía con valores como la sostenibilidad, la reducción de las emisiones y la eliminación de la huella de carbono. Renunciar a la F1 no es sino lógico. Aun así, durante 2022, Honda seguirá colaborando con Red Bull en el desarrollo de nuevas unidades de potencia, por lo que, de algún modo, estará presente en la F1.

Así que cerramos este relato con un To Be Continued, con el buen sabor de boca que deja el salir por la puerta grande. Hasta pronto, ojalá.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.