Las 5 claves de Honda para construir una movilidad sostenible

La Comisión Europea ha lanzado un rotundo mensaje contra el cambio climático. A partir de 2035 no se podrán vender automóviles nuevos que emitan dióxido de carbono. Una medida que pretende acelerar la transformación hacia una movilidad más sostenible, que ponga el foco en la electrificación de los modelos. Por suerte, Honda está a la vanguardia del cambio.

Honda tiene un compromiso histórico con la sostenibilidad. Por poner un par de ejemplos, ya en 1999 fue la primera compañía en comercializar un automóvil híbrido en el mundo, a través del Honda Insight. Siempre adelantado a su tiempo, en 2014 también fue el primer fabricante de automóviles en revelar las cantidades de CO2 emitidas por sus productos. Ahora, más comprometidos que nunca, Honda tiene una “Visión Eléctrica” para electrificar los principales modelos de automóvil antes de 2022. Un esfuerzo colectivo que mira mucho más allá, con la voluntad de vender vehículos con 0 emisiones en el 2040, y la neutralidad de carbono en 2050.

¿Cómo? Te explicamos los cinco métodos utilizados por Honda para ser referentes de sostenibilidad.

 

1. Una segunda vida para las baterías

Las previsiones de la Unión Europea prevén que el mercado automovilístico alcance los 30 millones de vehículos en el año 2030. Ante semejante cifra, el reciclaje y la economía circular de los modelos son un factor clave para minimizar el impacto global sobre el cambio climático. Aunque la mayoría de piezas de un vehículo eléctrico se reciclan de la misma forma que los modelos tradicionales de combustión, las baterías de iones de litios requieren un enfoque completamente diferente.

Desde 2013 Honda trabaja junto a SNAM, expertos en la reutilización y reciclaje de baterías, para reacondicionar y dar una “segunda vida” a las baterías de iones de litio. Esta segunda oportunidad se basa no sólo en la extracción de litio y cobalto para crear nuevas baterías, sino también en la priorización para almacenar energía renovable.

 

2. Nuevas formas de transporte

Sea por tierra o mar, Honda siempre utiliza el medio de transporte más ecológico en el proceso de fabricación de sus automóviles. Un hito que se ha visto recompensado con el reconocimiento por parte de las Naciones Unidas a dos centros logísticos europeos por su compromiso con la sostenibilidad, el bienestar y la responsabilidad social corporativa.

La conexión marítima entre el puerto de Amberes con las instalaciones de Gante y Aalst ha permitido evitar la emisión de más de 14 toneladas de CO2 desde junio de 2019, en comparación con el uso de camiones.

 

3. Reducir a la mitad las emisiones de CO2

Honda no sólo mira al presente, sino también al futuro. Por eso tiene fijado el objetivo de reducir a la mitad las emisiones de CO2 del ciclo de vida de sus productos. Un objetivo de largo recorrido que tiene puesta la mira en el aprovechamiento de la energía eléctrica. ¿El motivo? Los automóviles eléctricos tienen unas emisiones medias un 70% más bajas que los automóviles de combustión. Ante la evidencia, Honda está trabajando para que en el 2040 el 100% de sus modelos estén electrificados.

 

4. La reforestación

La preservación del entorno natural y la biodiversidad también resulta fundamental. Ya en la década de 1960 Honda comenzó a reforestar árboles en su tierra natal de Japón, motor de biodiversidad y preservación natural. Un éxito que se amplió en la década de 1970 con un programa forestal comunitario. Desde 2011, Honda es referente por sus pautas y buenas prácticas de biodiversidad, cruciales para la salvaguarda del medio ambiente global.

 

5. El combustible del futuro

El futuro de la movilidad va más allá de la implantación de medidas parciales. Honda quiere liderar el camino para que todos sus productos funcionen con energías renovables. La electricidad no sólo se puede usar para alimentar baterías, sino que también se puede aprovechar para producir nuevos combustibles. El paso de una corriente eléctrica a través del agua, conocido como electrólisis, crea hidrógeno y oxígeno. Este hidrógeno se puede aprovechar como fuente de energía para propulsar vehículos de pila combustible. Es más, si se mezcla CO2 en la ecuación, se produce un combustible sintético conocido como e-fuel, que se puede reutilizar en vehículos con motores de combustión interna. Desde el nuevo HR-V, hasta motocicletas, alternadores o aviones como el HondaJet.

La apuesta decidida por la motorización híbrida de Honda representan un paso decisivo hacia una movilidad más innovadora y sostenible.

 

Desde la plantación de árboles de 1960, pasando por el primer automóvil híbrido de 1999 o la búsqueda de nuevas fuentes de energía sostenible, el compromiso de Honda con el medio ambiente y la lucha con el cambio climático va mucho más allá de la movilidad eléctrica.

 

Fuente: Honda

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.