Quinta victoria consecutiva para Honda de la mano de Verstappen en el GP de F1 de Australia

 

Por primera vez desde 1988, los monoplaza con motor Honda han ganado cinco carreras seguidas gracias a la fuerza irrebatible de Max Verstappen en Austria este fin de semana. Sergio Pérez terminó sexto, con Pierre Gasly y Yuki Tsunoda en novena y duodécima posición, respectivamente.

Saliendo desde la pole position, Max corrió una carrera impecable para terminar consiguiendo su tercera victoria consecutiva de la temporada, y la quinta para Honda. El de Red Bull llevaba una ventaja tan grande que pudo hacer una segunda parada en boxes cuando faltaban 11 vueltas para el final y hacer la vuelta más rápida de la carrera por más de 1,5 segundos. Así se metió en el bolsillo el Grand Slam de la pole position, la victoria de la carrera, la vuelta más rápida y cada vuelta conducida. Chapeau.

Sergio Pérez, por su parte, tuvo una tarde difícil. Un choque lo hizo descender hasta la décima posición, a lo que se sumó un par de penalizaciones. ‘Checo’ no se rindió. Se enzarzó en un par de batallas con el Ferrari de Charles Leclerc y persiguió a Lewis Hamilton (Mercedes) luchando por el cuarto lugar. Aunque al final el mexicano no consiguió adelantar al Mercedes y perdió una posición frente a Carlos Sainz (Ferrari), terminó cruzando la meta en el sexto lugar. Un resultado ciertamente satisfactorio, dados todos los obstáculos a los que se enfrentó a lo largo de la jornada.

Los pilotos de la Scuderia AlphaTauri comenzaron desde buenas posiciones en la parrilla, Pierre Gasly sexto y Yuki Tsunoda séptimo. Ambos lucharon por mantener el ritmo y Gasly se enzarzó en una batalla por la novena posición, en la que terminó la carrera. Yuki terminó en el puesto 12 tras recibir una penalización de cinco segundos por cruzar la línea blanca en la entrada de boxes. Un resultado frustrante que no hizo justicia al esfuerzo de la jornada.

Con esta victoria número 84 de Honda en Fórmula 1, Max amplía su ventaja en el campeonato de pilotos a 32 puntos, mientras que la ventaja de Red Bull en la clasificación de constructores aumenta a 44 puntos. Y en un gesto maravilloso que reconoce el papel de Honda en esta racha de éxito, el director técnico, Toyoharu Tanabe, fue invitado a subirse al podio para recibir el trofeo de Constructor ganador en nombre del equipo.

La próxima vuelve a ser carrera en casa, ya que tanto Honda como Red Bull Racing tienen su base no lejos de Silverstone.

 

 

Fuente: Honda

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.