Verstappen gana en el GP de F1 de Italia; Márquez termina séptimo su primera carrera tras nueve meses

Primera victoria de la temporada de Max Verstappen en un accidentado Gran Premio de F1 en Italia. Marc Márquez regresa a MotoGP en Portugal y consigue con esfuerzo de campeón terminar su primera carrera en séptimo puesto tras nueve meses lejos de la pista.

F1: Primera victoria de la temporada

Mojado, caótico y dramático. Así fue el GP de Emilia Romagna en el que un fantástico Max dominó las condiciones de lluvia, los coches de seguridad y las banderas rojas para llevarse una sensacional primera victoria de la temporada y 11a de su carrera en una jornada repleta de incidentes. Es también la 79ª victoria en F1 de un automóvil con motor Honda, la primera en el circuito de Imola desde la victoria de Ayrton Senna en 1991.

La fuerte lluvia que cayó una hora antes complicó la carrera, pero apenas hizo temblar la determinación de Max. El piloto de Red Bull salió disparado desde P3 tras apagarse las luces para adelantar a su compañero de equipo Sergio Pérez ‘Checo’ y al pole-sitter Lewis Hamilton (Mercedes) en la primera chicane. Cuando el primer coche de seguridad se retiró y la carrera se reanudó al final de la sexta vuelta, Max controló y mantuvo a raya a Hamilton, mientras que Charles Leclerc (Ferrari) le arrebataba el cuarto puesto a Checo. Vuelta tras vuelta, el holandés cogía velocidad, y en la vuelta 16 ya había construido una brecha de cinco segundos con Hamilton.

Pasado un tercio de la carrera, la pista comenzó a estar suficientemente seca y los equipos comenzaron a hacer cambios en los neumáticos. Red Bull llamó a Max para una parada en boxes al final de la vuelta 27, y tras sólo 2,2 segundos el holandés salió equipado con un par de medianos para reincorporarse por detrás de Hamilton. El de Mercedes entró en boxes al final de la siguiente vuelta. Sin embargo, la parada fue lenta y los 4.0 segundos le pasaron factura. Mientras se dirigía a la salida de boxes, Max se volvió a poner a la cabeza de la carrera.

Tras un breve tiempo sin incidentes, el drama volvió a estallar cuando Hamilton se salió de la pista y dañó su alerón delantero antes de conseguir reincorporarse. Ya parecía que la carrera del piloto de Mercedes se había terminado, cuando un grave accidente entre George Russell (Williams) y Valtteri Bottas (Mercedes) volvió a parar la carrera y dio margen a Hamilton para recuperarse.

Al reiniciarse la carrera, sin embargo, Max se alejó rápidamente de sus perseguidores y condujo sin tapujos hasta la meta. Hamilton luchó con determinación en el último tercio de la carrera, pero a pesar de recuperar terreno hasta P2 en las etapas finales, no pudo hacer nada contra la enorme brecha con Max. El de Red Bull cruzó la línea 22 segundos por delante del británico para reclamar su primera victoria del año, la undécima de su carrera y la victoria número 65 del equipo en la general.

Para Checo la jornada fue algo más accidentada. Tras tener problemas con la dirección, recibió una penalización de 10 segundos por adelantar bajo el coche de seguridad, a lo que se sumó un trompo que complicó aún más la carrera del mexicano y finalmente lo llevó a terminar en P12. En la Scuderia AlphaTauri, Pierre Gasly también tuvo una carrera complicada, aunque consiguió mantenerse fuera durante las primeras 15 vueltas antes de volver a unirse y terminar cruzando meta en séptimo lugar para sumar puntos. Yuki Tsunoda hizo un buen progreso en las primeras vueltas y terminó en P13.

Moto GP: ¡Marc está de vuelta!

Como estaba previsto, Marc Márquez regresó este fin de semana a la pista en el GP de Portimao tras nueve meses de parón.

Cuando se apagaron las luces, todas las miradas estaban puestas en el ocho veces campeón. Marc salió disparado desde la sexta posición e inmediatamente se enzarzó en una lucha por los tres primeros puestos. La pelea fue feroz, y Márquez, que sabía que debía cuidarse, rebajó la intensidad para encontrar un ritmo que pudiera mantener desde una posición dentro del Top 10 pero lejos de posibles errores caros.

No sin grandes esfuerzos, el piloto de Repsol-Honda consiguió terminar su primera carrera en nueve meses en séptimo lugar, a 13” de la cabeza y justo por delante de su hermano Àlex, que suma sus primeros puntos del año. Al final, gran aplauso de apoyo de todo el equipo y lágrimas de emoción. No es para menos. Los médicos le habían advertido de fuertes molestias, dolor y fatiga, y Marc no las tenía todas consigo de si podría terminar la carrera. Lo importante era el regreso y la puesta a punto, los puntos eran lo de menos.

Por desgracia, la carrera de Pol Espargaró no salió bien. Tras una prometedora salida, luchó fuerte por ganar posiciones. Sin embargo, un problema técnico pronto lo llevó de regreso al garaje y al final se vio fozado a abandonar y marcar su primer DNF con el Repsol Honda Team.

Próxima parada, Jerez, el fin de semana que viene.

 

Fuente: Honda

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.